Memes en el aula

De las redes sociales a la escuela

La mayoría de nosotres ya los conoce: nos los pasan por whatsapp, los miramos por instagram, los usamos como excusa para hablarle a nuestros crushs, etc.: ¿pero nos imaginábamos que este fenómeno virtual iba a llegar a nuestras clases en forma de recurso didáctico?

Para empezar a hablar del tema, me parece necesario esbozar un definición del término: un meme es una imágen acompañada de un texto corto que compone una frase original y cuyo fin es expresarse para llegar a la mayor cantidad de audiencia posible.

Ok, vamos de vuelta: un meme es una imagen que condensa una idea potente, que se va replicando entre las personas. La mayoría de las veces está acompañado de un pequeño texto que la complementa.

Algunos de estos memes se vuelven virales y se fusionan con nuestro vocablo cotidiano.

¿Una decisión acertada o un acercamiento forzado?

La potencia didáctica de los memes es que se constituyen como un lenguaje común posible que media con la realidad y que tiene una estructura capaz de distrubuir información. En sintonía con eso, nos sirven también para incentivar la creatividad para construir y transmitir conocimiento, y para reforzar el poder de síntesis y memorización.

Generar una actividad de este sentido no sólo consiste en “asociar una imagen y colocarle una suerte de epígrafe”, sino que implica un trabajo de comprensión y análisis exhaustivo de la teoría para poder finalmente buscar una imagen adecuada a lo que se busca transmitir, y un texto potente que lo complemente.

Una dimensión interesante a analizar, pero que excede a esta nota, es que los memes surgen y circulan al exterior de las instituciones educativas, lo cual implica que les alumnes ya suelen tener un contacto previo con el recurso.

Creo que el escepticismo hacia la posibilidad de incluirlos en el aula coincide con el escepticismo general al uso de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar. Sí es cierto que es necesario estar familiarizade con el tema para no caer en una idea novedosa pero forzada.

Personalmente, pienso que puede ser una decisión didáctica acertada (y divertida!), especialmente para el fin de una secuencia didáctica o proyecto!

¿Ustedes utilizarían este recurso? ¡Les dejo algunos y les leo en los comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s