Cinema Verité

Hoy me voy a abstener de grandes análisis y voy a escribir como si el blog fuese una página de mi diario. Así que, con ustedes: ¿cómo veo las películas?

Cuando miro películas sola, suelo pausarlas. A veces me pongo a escribir, otras veces me levanto y preparo algo. Un té, un café. La mayor parte de las veces ya tengo todo cerca de mi cama así que ni siquiera tengo que moverme de mi habitación: un termo con agua caliente, una taza y varias opciones de té. Ah, y algún chocolate.

Otras veces, después de poner pausa, sólo miro el techo. Discuto con lo que estoy mirando o pienso en lo que me hace sentir. Y termino con la mente en otro lado.

Aunque haga todas esas cosas, todo en mi habitación se encuentra detenido a la espera de que apriete el botón y la historia continúe.

También me dí cuenta que sólo miro películas a oscuras o con la luz del velador. Nunca con la luz de arriba prendida, supongo que no genera el ambiente que quiero. ¿Hay algo íntimo en el hecho de ver una película?

Si estoy acompañada en algún momento me pongo pesada, pero no pauso la película. Me muevo. Miro al alguien que tengo al lado, lo molesto. A veces le toco la cara o le tapo los ojos para que no pueda ver nada. Creo que alguna vez me quedé dormida, pero estadísticamente podría decir que eso sólo me pasó luego de un día agotador o a altas horas de la noche (o una combinación de esas dos cosas). También dejé de ver películas porque preferí besar. Acá podría decir algo de la luz de la pantalla que alumbra los cuerpos y de los títulos cayendo al final, pero me abstengo.

De cualquiera de las dos maneras, me gusta acomodarme: lo logro a base de almohadas y almohadones y siempre le sonrío a una buena manta. Una vez, estando con un amigo, vimos una peli en sillas separadas frente al escritorio y me resultó incómodo.

Ahora estoy viendo una película, aunque esté escribiendo. Si alguien entrase a mi habitación vería mi cama un poco deshecha, la luz del velador prendida y el tejido cerca mío. Y quizás sea un chiché, pero de fondo puse jazz.

Otro día les cuento mi ritual para el cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s