Stop Motion

Seguro segurísimo que conocés pelis o te suena haber visto videos que se hacen con esta técnica: ¿cómo podremos llevarlo al aula?

Yo crecí viendo los cortometrajes de Wallace y Gromit (¡qué! ¿no sabían que están hechos con esa técnica?) así que saber que en esta clase íbamos a usar un recurso similar ¡me emocionó mucho!

No es la intención que nuestres alumnes ganen premios de cine internacional, pero puedo asegurarles que se trata de una instancia muy formativa. Pero primero lo primero: ¿qué es stop motion? Es una técnica en la que se sacan muchas fotos que, juntas y pasándolas “rápido”, dan la impresión de movimiento. Quizás alguna vez lo hicieron pero de forma no virtual, haciendo un dibujito que iba variando levemente en el margen inferior de las hojas de un cuaderno. El resultado era que, cuando pasaban rápido las hojas: ¡magia! una suerte de video aparecía.

¿Ya se engancharon? Vamos a ver con qué herramientas puedo realizar esta técnica. Tenemos dos opciones: desde la compu, podemos usar el Huayra Motion. Y desde el celular podemos descargar la aplicación Stop Motion Studio. Creo que ambas son buenas opciones, aunque en las aulas de nivel primario no es común el uso de celulares, por lo que me inclinaría más por el uso del Huayra Motion.

En clase vimos varios tips para que el video salga diez puntos: por ejemplo, que haya al menos cinco fotos por segundo cuando estemos realizando movimientos con los objetos elegidos, de manera que se logren movimientos sutiles y no queden movimientos desarticulados. También es importante, en el caso de utilizar el teléfono celular, no sostenerlo con la mano, ya que de esa manera no sólo las fotos pueden quedar tomadas desde planos levemente distintos, sino que se podemos llegar a alterar la definición de la imagen. Por eso, también se recomienda ir probando, mirar el video que estamos realizando, de manera de poder corregir en caso de que haya un error.

No sólo el proceso es entretenido (y divertido), sino que preparar un video informativo de un determinado tema implica poder comprenderlo en profundidad, por lo que podemos decir que es un recurso didáctico muy interesante.

¡Acá les dejo el video que hicimos en clase! espero que les guste 🙂

Scratch

But you get what you pay for that’s what I say / And now I’m paying and paying and paying / I lost everything I had / I’m starting over from scratch…” ah, qué?! ¿no estábamos hablando de la canción de Morphine? Mala mía.

Cuando la profesora, en la clase del 28 de octubre, dijo que ibamos a trabajar con Scratch me ilusioné un poco porque pensé que se refería a escuchar ese temazo de mi banda favorita, así que imaginensé mi sorpresa al enterarme de que se trataba de un lenguaje de programación muy usado en ámbitos escolares.

Scratch tiene una apariencia lúdica: la pantalla tiene varias secciones y un sector en blanco en el que aparece un animalito. Dándole instrucciones, conseguís que haga determinadas acciones (moverse, dibujar una figura, etc.). Tengo que confesar que a mí me costó mucho utilizarlo, y sin la ayuda de mis compañeras no hubiese podido avanzar con las consignas. Pero le agarré la mano. Bueno. Al menos un poquito.

Otra de sus características es que programás “en bloques”, lo que genera que no tengas que tener conocimientos profundos sobre el laberíntico mundo de la programación. En este caso, teníamos que hacer figuras geómetricas, y para pensar las instrucciones, poníamos en juego distintos conocimientos matemáticos: ¿qué ángulo le pido que trace? ¿cuál es la suma total? ¿cuántos ángulos tiene? ¿en qué dirección deberá ir?

En suma, me pareció una propuesta muy interesante para poner en juego el acercamiento a un lenguaje de programación, y luego como herramienta para poner en juego distintos conceptos matemáticos. Personalmente, ¡me quedo con las ganas de seguir investigándolo para usarlo en otras áreas!

Memes en el aula

De las redes sociales a la escuela

La mayoría de nosotres ya los conoce: nos los pasan por whatsapp, los miramos por instagram, los usamos como excusa para hablarle a nuestros crushs, etc.: ¿pero nos imaginábamos que este fenómeno virtual iba a llegar a nuestras clases en forma de recurso didáctico?

Para empezar a hablar del tema, me parece necesario esbozar un definición del término: un meme es una imágen acompañada de un texto corto que compone una frase original y cuyo fin es expresarse para llegar a la mayor cantidad de audiencia posible.

Ok, vamos de vuelta: un meme es una imagen que condensa una idea potente, que se va replicando entre las personas. La mayoría de las veces está acompañado de un pequeño texto que la complementa.

Algunos de estos memes se vuelven virales y se fusionan con nuestro vocablo cotidiano.

¿Una decisión acertada o un acercamiento forzado?

La potencia didáctica de los memes es que se constituyen como un lenguaje común posible que media con la realidad y que tiene una estructura capaz de distrubuir información. En sintonía con eso, nos sirven también para incentivar la creatividad para construir y transmitir conocimiento, y para reforzar el poder de síntesis y memorización.

Generar una actividad de este sentido no sólo consiste en “asociar una imagen y colocarle una suerte de epígrafe”, sino que implica un trabajo de comprensión y análisis exhaustivo de la teoría para poder finalmente buscar una imagen adecuada a lo que se busca transmitir, y un texto potente que lo complemente.

Una dimensión interesante a analizar, pero que excede a esta nota, es que los memes surgen y circulan al exterior de las instituciones educativas, lo cual implica que les alumnes ya suelen tener un contacto previo con el recurso.

Creo que el escepticismo hacia la posibilidad de incluirlos en el aula coincide con el escepticismo general al uso de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar. Sí es cierto que es necesario estar familiarizade con el tema para no caer en una idea novedosa pero forzada.

Personalmente, pienso que puede ser una decisión didáctica acertada (y divertida!), especialmente para el fin de una secuencia didáctica o proyecto!

¿Ustedes utilizarían este recurso? ¡Les dejo algunos y les leo en los comentarios!